LOCALES  19 de septiembre de 2014

La Técnica de Robles sigue formando el futuro de nuestra zona

En diálogo con Enfoque Boreal, el Director de la Escuela Técnica N° 1 de Robles, nos cuenta cómo los chicos se están preparando para salir al mundo laboral.

Este año se recibirá un 20 por ciento más de alumnos en Escuelas Técnicas bonaerenses. El último relevamiento indica que la matrícula de 7° año pasó de 10.300 en 2013 a 11.800 este año. Además, los inscriptos al 1° año en 2014 superaron en un 25 por ciento a los de 2013.

La Directora General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Nora De Lucia, anunció que “este año se recibirán aproximadamente un 20 por ciento más de alumnos en Escuelas Técnicas bonaerenses. El dato se desprende de un relevamiento que realizamos y que indica que la cantidad de alumnos de séptimo año pasó de 10.300 en 2013 a 11.800 en 2014”.

“Es muy importante el crecimiento y el fortalecimiento que se está produciendo en la educación técnica en la Provincia. Es una apuesta del gobernador Daniel Scioli y todos los días trabajamos para avanzar en este camino. Si pensamos en un modelo de país productivo y desarrollado los números son muy auspicios ya que la cantidad de inscriptos a primer año en 2014 aumentó un 25 por ciento con respecto al año anterior”, señaló la Ministra.

La Educación Técnica continúa creciendo ya que en este 2014 se inscribieron un 25 por ciento más de chicos que el año pasado. Por otra parte, en 2013 el 85 por ciento de los alumnos egresaron del séptimo año en tiempo y forma y el 60 por ciento se encuentra trabajando en el sector productivo.

El anuncio fue realizado en el marco del quinto encuentro de los 11 que se van a realizar durante el año en el marco del programa “Buenos Aires con Vos” que impulsa el gobierno bonaerense y en donde participarán las 250 escuelas técnicas, las 124 agrarias y los 289 centros de formación profesional.

Las actividades que se realizaron en este quinto encuentro tuvieron lugar en el Parque Industrial de Campana y allí más de 600 chicos pudieron mostrar, entre los diversos proyectos, el primer rastreador de sol de la Argentina que permite aumentar la eficiencia de los paneles solares en un 40 por ciento; anteojos para no videntes complementados con sensores emisores de ultrasonido; un simulador de videojuego de motocross, potabilización de agua de río a través de un proceso con distintos químicos y un cultivo in vitro de especies forestales nativas en extinción.

Luego de visitar los stands De Lucia señaló que “hay grandes proyectos, muy novedosos y creativos que pueden llegar a brindar soluciones a problemas de la vida cotidiana”. Al mismo tiempo agregó que “es un orgullo poder realizar estos encuentro a lo largo de toda la Provincia y poder integrar la producción, el trabajo y la educación a partir del desarrollo productivo de cada lugar”.

Los proyectos

Entre los proyectos presentados por los estudiantes durante la exposición se encuentra el realizado por la Escuela de Educación Técnica N° 1 de Campana, que desarrolló el proyecto “Aries” que es el primer rastreador de sol de la Argentina. El sistema controla los movimientos de las coordenadas haciendo un seguimiento perfecto del sol los 365 días del año lo que permite aumentar la eficiencia de los paneles solares en un 40 por ciento, logrando una alternativa confiable para las poblaciones que no pueden acceder al suministro de energía eléctrica.

Otro de los proyectos innovadores es el realizado por el Instituto Fray Luis Beltrán de San Nicolás, donde los chicos fabrican anteojos para no videntes complementados con sensores emisores de ultrasonido que facilitan el desplazamiento del usuario en la vida cotidiana. Además, este Instituto presentó un simulador de motocross que se utiliza a través de la consola de videojuego playstation.

También se pudo observar el proyecto que presenta la Escuela de Educación Técnica N°1 de Exaltación de la Cruz, en donde los alumnos fabricaron un cultivo in vitro de especies forestales nativas y de especies forestales en extinción.

Los encuentros

Durante estos cinco encuentros regionales de los 11 que se van a realizar, ya se entregaron cheques de planes de mejora institucional por un monto aproximado de 2.730.000 pesos, 9 scanner para diagnóstico automotriz con un costo por unidad de 70 mil pesos y 14 GPS para agricultura de precisión.

La iniciativa sirve para difundir las opciones de formación continua que se brindan desde el área educativa y la rápida vinculación con el mundo productivo. El objetivo es vincular a los estudiantes con empresas y sindicatos a fin de que puedan mostrar las capacidades adquiridas para la inserción laboral.

La experiencia es organizada por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia con el Ministerio de Trabajo de la Nación, en el marco del Programa de Respaldo a Estudiantes de la Argentina (PROG.R.ES.AR) y el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

Los 11 encuentros, que comenzaron en agosto y finalizarán en noviembre, reunirán un total de 4.000 alumnos de 700 instituciones educativas. En cada uno de ellos se podrán conocer los más variados y originales proyectos innovadores desarrollados como aporte a la comunidad.

En definitiva, es la realización de un encuentro entre un empresariado interesado en conocer nuevas propuestas provenientes del ámbito escolar y un mundo educativo que abre posibilidades de crecimiento al sector productivo.

Cabe señalar que durante el año habrá 6 encuentros más que se desarrollarán en Chivilcoy, Olavarría, Mar del Plata, Bahía Blanca, Tandil, y finalizará en el Estadio Único de la ciudad de La Plata.

El Séptimo año

La provincia de Buenos Aires es el único distrito de la Argentina en donde la educación técnica tiene siete años obligatorios y en 2013 egresó la primera cohorte con siete años de estudios secundarios. Básicamente, el séptimo año sirve para que los alumnos realicen prácticas profesionalizantes en empresas o en la escuela. Para ello deben aplicar los conocimientos adquiridos en los 6 primeros años con el objetivo de relacionarse con el ámbito del trabajo y salir al ámbito laboral, una vez obtenido el título de técnico, con la experiencia necesaria para no toparse con un mundo desconocido.

Prácticas profesionalizantes

Las prácticas profesionalizantes apuntan también a que los alumnos tengan un primer acercamiento al mundo del trabajo ya que deben realizar el mismo procedimiento que cualquier técnico realiza para poder ingresar en una fábrica y que va desde la presentación de los certificados de aptitud física y las primeras entrevistas hasta la aplicación de los conocimientos que portan los alumnos en alguna de las áreas específicas de la empresa.

“Las prácticas profesionalizantes que se realizan en 7° año son clave para la formación de los chicos porque los relaciona con el mundo laboral de una manera concreta a tal punto que más del 60 por ciento de los chicos salen de la escuela con trabajo”, explicó De Lucia.

La experiencia cobra una particular relevancia en las 250 escuelas técnicas y alcanza un alto impacto en cada región. A la idea de arraigar a los jóvenes en su ciudad de origen, que es uno de los propósitos de la propuesta, se agregó el desarrollo de lazos solidarios con las comunidades: los jóvenes y los trabajadores intercambian saberes para su propio perfeccionamiento y también lo extienden a las demandas productivas de sus espacios sociales.

Los alumnos no reemplazan a los trabajadores en ninguna función –eso está expresamente señalado-, por el contrario se complementan con ellos con la finalidad de aprender de sus experiencias y conocimientos. El trabajo se convierte, así, en una real alternativa didáctica-pedagógica, una red entre el saber y las habilidades. Los contextos se mezclan y se nutren. En 2013 el 50 por ciento de los alumnos realizaron las prácticas en empresas privadas y este año la cifra ya ha superado el 80 por ciento.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios