18 de noviembre de 2015

Macri: 'Esperemos que el dólar esté por debajo de los 16 pesos'

En declaraciones del 8 de Noviembre pasado, el candidato presidencial por la alianza Cambiemos, Mauricio Macri, afirmó que, en caso de llegar al gobierno, admitió que planifica devaluar la moneda para ir en busca de una "unificación" del tipo de cambio: Con total desparpajo señaló que "Esperemos que el dólar oficial esté por debajo de los 16 pesos" (sic).

En una entrevista con el diario El Tribuno, hace una decena de días, el líder de Pro afirmó que la suba de la cotización del dólar oficial no generará más inflación: "Los costos ya están en el dólar de 16. Andá a ver cuánto valen las cosas. Los productos tienen el equilibrio del dólar de 16 y lo que nosotros debemos lograr es un único tipo de cambio que genere nuevamente la confianza y la expectativa para que el productor se ponga a invertir, a producir, a generar trabajo y a exportar", explicó desconociendo los antecedentes de la história económica argentina.

Cómo, esperemos ???

La discusión por la cotización del dólar oficial durante el próximo gobierno produjo una fuerte división entre Macri con su rival en el balotaje, Daniel Scioli: el candidato del oficialismo salió al cruce de los dichos de Alfonso Prat-Gay, asesor económico de Macri, y prometió que mantendría el oficial por debajo de los 10 pesos en enero próximo, mientras que el líder del PRO lo calificó como un "mentiroso".

Por último, al ser consultado sobre las posibilidades que Carlos Melconian sea su eventual ministro de Economía, Macri evitó responder al afirmar que aún no nombró a nadie, aunque destacó que sus voceros en el área son Prat Gay y Rogelio Frigerio.

Por su parte uno de esos voceros económicos, Alfonso Prat Gay, afirmó esta mañana que si el candidato presidencial Mauricio Macri gana el balotaje "habrá un dólar único, subirá el oficial, que hoy afecta a pocos, y bajarán todos los otros, que afectan a la gran mayoría".

Consultado sobre la devaluación que aplicarán el economista del equipo de Macri aseguró que no puede "predecir cuál va a ser el valor del dólar" que proponen. Además, señaló que el espacio Cambiemos librará la venta al comprador aunque no precisó tampoco la fecha en la que se destrabarían las restricciones cambiarias: "El cepo es un detalle, gastamos horas y horas hablando de algo que sólo existe en la Argentina".

"Hay siete tipos de cambio, los vamos a unificar en uno, bajarán todos los que están altos y va a subir el que está bajo", remarcó en referencia a la posible devaluación de la divisa oficial.  "La propuesta nuestra es unificar todo en un precio, da lo mismo ser productor, consumidor, ahorrista, turista o inversor", anticipó en declaraciones a Radio Continental.

Justamente son éstas, y no otras, las principales diferencias en los planteos económicos de ambos candidatos. Mientras que desde Cambiemos no se diferencia al inversor del productos, al industrial del financista, al empresario del especulador, las políticas expresadas por Scioli hacen especial hincapié en fortalecer y robustecer la producción nacional a través de una política de incentivos y protección del mercado local, fortaleciendo el consumo y la inversión productiva, medidas estas que tienen incidencia directa en el sostenimiento del poder adquisitivo del salario.

En opinión del economista y profesor José Palma, Las principales consecuencias de la devaluación son las siguientes:

  • La depreciación de la moneda, es decir, la disminución de su poder adquisitivo.
  • Se experimenta una reducción del ahorro, por la desconfianza que presta la moneda, la gente trata de ahorrar e invertir usando una moneda fuerte (dólar) que no se devalúe.
  • Descapitalización de las empresas, en vista de que el poder adquisitivo de la moneda es menor y dificulta la reposición en forma adecuada y oportuna de los bienes de capital.
  • Presiones salariales de los trabajadores que exigen mayores remuneraciones, con lo cual se empieza una carrera entre los salarios y los precios.
  • Desorden en el consumo, se experimenta una baja en el consumo normal debido al bajo poder adquisitivo.

Por su parte, Ross Levine afirma que la tarea de regular, supervisar y monitorear el sistema financieros da cada país debe correr a cargo del Estado, esto significa que es el Estado el encargado de evitar cualquier desequilibrio en este sector de la economía nacional.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios