LOCALES  22 de febrero de 2013

Los Cardales: falleció un pequeño de dos años por un shock séptico

Así lo confirmó el Secretario de Salud del municipio, Dr. Enrique Pappi en diálogo con Enfoque Boreal.

El lamentable hecho ocurrió anoche, cuando el pequeño fue ingresado por sus padres en el CAP Los Cardales, presentando un cuadro muy severo denominado shock séptico (infección generalizada), un cuadro mucho más grave que la meningitis.

El pequeño fu tratado rápidamente, pero su cuadro ya era irreversible, y fue reanimado más de dos veces.

El Dr. Pappi, señaló que es una enfermedad que sucede 'no habitualmente'.

La autoridades sanitarias se reunieron con los padres del resto de los alumnos del jardín maternal de Los Cardales para dar información y contención.

Shock Séptico

El choque séptico o shock séptico es un estado anormal grave del organismo en el cual existe hipotensión prolongada por cierto período, generalmente dos horas o más, causada por una disminución de la perfusión tisular y el suministro de oxígeno como consecuencia de una infección y la sepsis que de ella resulta, aunque el microorganismo causal esté localizado por todo el cuerpo de manera sistémica o en un solo órgano, o sitio del cuerpo.1 Por lo general, requiere el uso de drogas vasoactivas para incrementar la presión arterial a pesar de haberse realizado una restauración adecuada de volumen corporal de la víctima.2

Un choque séptico puede causar el síndrome de disfunción multiorgánica, conocida anteriormente como fallo múltiorgánico, y la muerte. Sus víctimas más frecuentes son los niños, las personas inmunodeprimidas y los ancianos, ya que su sistema inmunitario no puede hacer frente a la infección de la forma más eficaz, como en los adultos sanos. La tasa de mortalidad por shock séptico es aproximadamente un 50%.   Cuadro clínico   Los síntomas de la sepsis por lo general son inespecíficos e incluyen fiebre, escalofríos, rigidez, fatiga, malestar, náuseas, vómitos, dificultad para respirar, ansiedad, o confusión.13 Estos síntomas no son patognomónicos de la sepsis sino que pueden estar presentes en una amplia variedad de otras enfermedades. Alternativamente, los síntomas clásicos de la inflamación sistémica pueden estar ausentes en la sepsis grave, especialmente en ancianos. La ubicación de los síntomas suele dar indicaciones útiles para determinar la etiología de la sepsis: Infecciones de cabeza y cuello - Dolor de cabeza, rigidez del cuello, estado mental alterado, dolor de oídos, dolor de garganta, dolor o sensibilidad del seno paranasal, linfadenopatía Tórax y las infecciones pulmonares - Tos, especialmente las productivas, dolor en el pecho, disnea Abdominal y las infecciones gastrointestinales - Dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea Genitourinario y las infecciones pélvicas - dolor pélvico o en flanco, flujo vaginal o uretral, disuria, frecuencia o urgencia urinaria Hueso y tejidos blandos infecciones - Puntos de dolor o sensibilidad, eritema focal, edemama estado general.   Diagnóstico   Las características principales de la sepsis grave y el shock séptico son los cambios que se producen en el nivel celular y microvascular con la activación de las cascadas de inflamación y la coagulación, la vasodilatación y la mala distribución de la sangre, fugas del endotelio capilar, y disfuncionalidad en la utilización del oxígeno y nutrientes a nivel celular. El reto es reconocer que este proceso está en marcha, cuando es posible que no esté claramente de manifiesto en los signos vitales o el examen clínico.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios