Continúa detenido el vecino que extranguló a su yerno
Nanni sobre la marcha: "Inapropiado e inoportuno"
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

Hoy es sabado 26 de septiembre de 2020 y son las 04:55 hs. "Querer informarse sin esfuerzo es una ilusión que tiene que ver con el mito publicitario más que con la movilización cívica. Informarse cansa y a este precio el ciudadano adquiere el derecho de participar inteligentemente en la vida democrática” ― Ignacio Ramonet


  DEPORTES  19 de agosto de 2020
Cada día maneja mejor
Lewis Hamilton pasa por uno de los mejores momentos de su campaña deportiva. Más allá de su éxito profesional, cuando se baja del auto, también es ganador en otros ámbitos. La madurez de un campeón que no solo consigue resultados en la pista. (por @AdrianFinola)

(por @AdrianFinola)

En un deporte donde, a veces, es más importante una buena billetera  que las capacidades conductivas, otro hubiera sido el futuro del pequeño Hamilton de no haber sido por Mc Laren que lo captó para un programa de formación de talentos  . Proveniente de una familia humilde, su padre, oriundo de Trinidad y Tobago, trabajaba en el ferrocarril y probablemente  no hubiese podido costear la carrera de su hijo. Pero desde un Karting, Lewis demostró su potencial e inmediatamente la escudería inglesa lo llevó para su educación competitiva. Atrás quedaba la época donde, como él mismo confesará años más tarde, le hacían bullying en el colegio por sus aptitudes y lamentablemente por el color de su piel.

Tan bueno fue su rendimiento que en  2007 debutó en la F1. Mc Laren vió en el joven, un digno compañero para una estrella como Fernando Alonso.  Comenzaba un período donde el británico tuvo “chispazos” con sus colegas de escudería. A tal punto llegó la competencia con el asturiano que, Hamilton terminó 2° la temporada  ( con chances de ser campeón hasta la última competencia) por delante del español quien finalizó un puesto por detrás.

Llegó su primer título, pero siguieron sus encontronazos con sus compañeros: Heikki  Kovalainen, Jenson Button y Nico Rosberg  tuvieron roces con el británico. Soberbio, arrogante, comenzó con un estilo de vida más cercana a la farándula que al deporte. “Puedo pasar una noche sin dormir, levantarme, ir a correr y ganar la carrera”, expresaba delante de los micrófonos. Sin embargo los resultados en pista no coincidían con sus palabras. Accidentes insólitos, errores conductivos, lo fueron alejando de sus mejores momentos. Se confirmaba el momento de Sebastien Vettel, quien, encima, le había arrebatado el título de “campeón más joven de la F1”.

Después de muchos años cambió de escudería. Dejó Mc Laren , que lo tuvo desde pequeño, y pasó a Mercedes Benz que venía de un desarrollo con Michael Schumacher, sin resultados importantes ( de todas formas muchas informaciones útiles habrán sacado gracias al alemán, que pudieron usufructuar temporadas más tarde). Lewis seguía saliendo en revistas del corazón, mezclado en romances con modelos, cantantes, etc

Acusado en varias oportunidades de mal perdedor, su punto de rispidez más importante con un compañero, se dió con Nico Rosberg. El alemán fue quien más fuerza le hizo, a tal punto que le arrebató el campeonato de 2016. Habrá sido tan tensionante la convivencia que luego de ganar el campeonato, Rosberg abandonó  el automovilismo. 

Sin embargo algo le hizo ruido a Hamilton.  Sus noticias, sus sanciones, sus accidentes eran más salientes que aquellas acciones benéficas que el británico realizaba, como ser embajador de UNICEF. Con esta actividad recorrió países como Haití, Filipinas e India, visitando a pequeños y pequeñas. Fue nombrado embajador de la ONG Salvemos a los niños (2013), que trabaja por los infantes y sus derechos. Estas acciones quedaban opacadas por los otros comportamientos que tenía. 

Entre tantos cambios decidió contratar a una nueva fisioterapeuta. Así llegó a su vida Angela Cullen y pasó a tomar roles de coach, además de las prestaciones de salud. Cambió sus hábitos alimentarios, hoy es vegano, comenzó a comprometerse con la ecología, adquirió roles sociales y políticos más comprometidos ( sumados a los que ya tenía) y consiguió que  no se lo viera solamente como el campeón de la F1. 

El año pasado emocionó al mundo cuando le dedicó la victoria del GP de España a Harry Shaw, un pequeño con cáncer terminal. Dijo   que el niño fue su inspiración para ganar la carrera y no contento con eso, al otro día, le envió al domicilio de Harry, el trofeo y el auto de carrera. Son conmovedoras ver las fotografían donde el chico disfruta con el Mercedes y con el premio. Al mes siguiente falleció. Seguramente Lewis le hizo vivir uno de los días más felices de su vida.

Ya durante el 2020  alzó la voz contra el racismo, días después que manifestantes derribaran la estatua del esclavista Edward Colston, en Bristol. Hamilton se proclamó en contra de la violencia, pero expresó que este legislador, fallecido en 1721, nunca debió tener una estatua.

Esta expresión popular se dio días después del asesinato de George Floyd. Hamilton se indignó porque la categoría se mostró apática ante semejante crimen. Adujo que la F1 nada hizo por la lucha contra el racismo y que “estaba dominada por blancos” . A tal punto se hizo oír que, antes de cada carrera, se hace un minuto de silencio, los pilotos llevan una remera con la inscripción “acabar con el racismo” y muchos de sus colegas, junto con él, ponen una rodilla en el piso al momento de brindar el homenaje.
Probablemente la F1 no pase por su mejor momento. Con seguridad Hamilton ganará su séptima corona. Algunos quitarán méritos porque los Mercedes están por encima del resto, porque consiguió en Bottas un ladero que tiene bien  internalizado que es el segundo piloto (algo así como la dupla Schumacher-Barrichello en su momento), porque sus rivales no tienen la regularidad, ni el medio mecánico, para inquietarlo. Probablemente así sea, pero él hace lo que tiene que hacer. Nada para reprocharle.
Atrás quedó el díscolo, soberbio, farandulero, mal perdedor y otros tantos adjetivos con los que fue señalado. Su momento como deportista, su madurez, su apoyo en la familia (padres, hermanos, sobrinos, etc), hacen que cuando se baje del auto, Lewis cada día maneje mejor.



COMPARTIR:
Relacionadas: DEPORTES
Comentarios:

LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Trasnoche Boreal

de 00.00 a 06.00

 

Boreal TV

 

 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
75.05
80.05

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en Parada Robles
 

 


Boreal Multimedia - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • Clix.studio

RadiosNet